Síguenos en:

5Cartagena D.T., septiembre 2 de 2016 – Durante la ceremonia de clausura del 53 Congreso de Confecámaras en Cartagena, ante cerca de mil empresarios de diferentes regiones de Colombia, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, hizo uno de los más importantes anuncios: “La paz se va a firmar el próximo 26 de septiembre aquí en Cartagena”.

El Primer Mandatario resaltó la agenda cubierta durante el Congreso en la que se presentaron temas con enfoque al posconflicto y el actual proceso de paz. “Todos ustedes hacen hechos de paz”, manifestó a los empresarios a quienes convocó a ir a sus regiones y retransmitir el mensaje de los acuerdos. “Vayan a sus regiones con la tranquilidad de que lo que hemos hecho ha sido bien analizado, analizando costos y beneficios. Tratamos de obtener el máximo de justicia que nos permite la paz”, señaló el mandatario.

Por su parte el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, en su discurso, señaló que la paz, a la que se refirió como un bien superior, brindará la posibilidad de pensar con grandeza y proyectar el país a largo plazo.

“Cada uno de nosotros debe darle una oportunidad y contribuir a la paz. Sólo así podremos disminuir la desigualdad y alcanzar un estado de bienestar, que choca con la falta de recursos para sostenerlo”, señaló Domínguez.

35 DSC 0517El presidente de Confecámaras resaltó la tarea que las Cámaras de Comercio han venido realizando especialmente en regiones donde exista mayor victimización, como medio para propiciar la reconciliación. “Puedo asegurarle que en el posconflicto las mejores aliadas serán las Cámaras, tanto en el desarrollo empresarial, como en el seguimiento a la gestión pública e identificación de los proyectos estructurales en las regiones”, agregó.

En relación con los temas de coyuntura económica, el Presidente de la República manifestó que esperan implementar una nueva política que permita desarrollar desde las regiones, actividades que contribuyan a transformar el aparato productivo del país para poder ganar nuevos mercados.

“A partir de fortalezas regionales vamos a insertarnos en cadenas globales de valor, con dos criterios: capacidad productiva y potencial exportador. En ese propósito las Cámaras de Comercio son fundamentales, tienen muchísimo para aportar no sólo por el liderazgo en sus territorios, sino porque hacen parte de comisiones regionales de competitividad”, señaló el Mandatario.

Frente a los temas coyunturales el presidente de Confecámaras señaló la relevancia de disminuir los niveles de tributación. “Hemos sostenido que es fundamental una reforma tributaria para la competitividad, que sea estructural e integral. Que amplíe la base para que no graviten los impuestos sobre los mismos, que fortalezca a la Dian y combata la informalidad”, añadió.

Confecámaras ha identificado algunos retos que es necesario superar para continuar el buen desarrollo del país como la informalidad y la corrupción que afectan el crecimiento económico. En los últimos cinco años el número de empresas exportadoras aumentó en 9% mientras que en el mismo periodo el total de empresas en Colombia creció un 16%. Sin embargo, solo el 30% de las empresas sobreviven a los cinco años, una cifra inferior a la registrada por los países miembros de la OCDE.